huella de carbono

Aumentan las exigencias para que las empresas que exportan a la Unión Europea midan su Huella de Carbono

#EnergiasRenovables #HuelladeCarbono #UnionEuropea #CambioClimatico #Emisiones #Co2 #CalentamientoGlobal #Electromovilidad 

En el mes de Mayo del 2023, se ratificó oficialmente el Mecanismo de Ajuste de Frontera por Carbono (MAFC, o también conocido como CBAM por sus siglas en inglés); reglamento establecido por el Parlamento y el Consejo de la Unión Europea (UE) para garantizar que los productos importados por la Unión deban pagar un costo por las emisiones de carbono generadas durante su fabricación, equivalente al que aplicaría si hubiesen sido producidos dentro de la UE.

¿Qué es el Mecanismo de Ajuste de Frontera por Carbono (MAFC)?

Es una normativa que busca establecer condiciones de competencia equitativas entre los productores de la UE y de terceros países, fijando un precio a las emisiones de carbono asociadas con los productos importados en la UE, exigiendo a las empresas europeas que los importan que notifiquen los datos sobre estas emisiones y que adquieran derechos de emisión especiales por las mismas, con el fin de limitar las “fugas de carbono”.

¿Qué son las fugas de Carbono?

Las industrias que funcionan dentro de la UE, están sujetas a restricciones en relación a las emisiones de dióxido de carbono equivalente que generan. Con el fin de evitar estas normativas, las empresas pueden trasladar la producción a países fuera de la Unión con normas menos estrictas, generando una deslocalización en la producción de bienes intensivos en carbono. De esta manera, al importar productos en otros países, están eludiendo la responsabilidad de las emisiones generadas durante la fabricación de ese bien, y el pago de los costos de carbono que aplicarían su hubiesen sido fabricados dentro de la Unión.

¿Cuáles son los principales objetivos del MAFC?

Por un lado, proteger a los productores europeos, haciendo que los importadores paguen por las emisiones asociadas a ciertos productos, desincentivando así la importación de productos más económicos que generan gran cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero en su fabricación, y fomentando una competencia más responsable y equitativa. Y, por otro lado, incentivar a las empresas de diferentes países a medir y reducir su huella de carbono, contribuyendo en la reducción de emisiones mundiales, y fortaleciendo el liderazgo que la UE viene desempeñando en la acción por el clima a nivel global.

¿Por qué surge el MAFC?

La UE viene trabajando fuertemente en abordar al cambio climático, habiéndose comprometido a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% con respecto a los niveles de 1990, para el año 2030, y a lograr la carbono neutralidad al año 2050. Estos objetivos están fijados en el paquete legislativo denominado “Objetivo 55” (“Fitfor55”, por su denominación en inglés).

De esta manera, la Unión viene tomando medidas que aplican a sus estados miembros, que han contribuido a reducir notablemente sus emisiones, sin embargo, las emisiones asociadas a los productos importados de otros países han ido en aumento, lo que socava los esfuerzos de la comunidad por reducir las emisiones a nivel global.

¿Cómo se aplica y cuándo entra en vigencia?

Este mecanismo exige a los importadores registrados de la UE de bienes producidos en otros países, a adquirir certificados equivalentes al precio del carbono que deberían haber pagado si esos productos se hubiesen fabricado dentro de la Unión, de acuerdo con las regulaciones establecidas en el “Régimen de comercio de derechos de emisión de la Unión Europea” (European Union Emissions Trading System o “ETS”).

El MAFC comenzará aplicando a cinco sectores industriales: siderurgia, cemento, fertilizantes, aluminio y generación de electricidad, e irá aumentando su ámbito de aplicación hasta llegar, en 2030, a abarcar todos los sectores involucrados por el ETS. En principio, los importadores deberán notificar sus emisiones de gases de efecto invernadero, habiendo comenzado el período de declaración el 31 de Octubre de 2023, sin la necesidad de pagar los ajustes financieros.

A partir del mes de Enero de 2026, el mecanismo será plenamente operativo y los importadores deberán obtener la autorización de una autoridad del Mecanismo, declarar las emisiones de sus productos importados, y adquirir los certificados de carbono correspondientes.

Reflexiones Finales

El Cambio Climático es uno de los principales desafíos que enfrenta la humanidad hoy en día. En el marco del Acuerdo de París, cada vez son más los estados que están tomando medidas y definiendo políticas para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar su capacidad de respuesta ante las variaciones climáticas y sus impactos.

El MAFC es un claro ejemplo de acciones que están tomando los países para incentivar a otros estados involucrados en las cadenas de suministro a que midan su huella de carbono y comiencen a reducir sus emisiones. Es por esto que, principalmente los países en vías de desarrollo, deben comenzar a planificar y definir estrategias para medir su huella de carbono y gestionar la reducción de la misma, para poder continuar siendo competencia atractiva en el comercio global.

Ing. Valentina De Marco
Coordinadora de Alianzas y Proyectos Internacionales
Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (RAMCC)

FUENTE: ALPA HUELLA DE CARBONO

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

360 Energy

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

To Top
Shares