energía solar

GENERACIÓN DISTRIBUIDA: CADA VEZ MÁS PROSUMIDORES CONSUMEN LA ENERGÍA RENOVABLE DE PANELES SOLARES E INYECTAN EL EXCEDENTE A LA RED NACIONAL

#PanelesSolares #TermotanquesSolares #Generaciondistribuida #EnergiasRenovables #EnergiaSolar #Argentina #Prosumidores

La instalación de este tipo de sistemas creció durante la pandemia. Cómo funciona, qué se necesita para ponerlo en el hogar y qué costo tiene.

Con la reglamentación de la Ley 27.2424 de Generación Distribuida, en 2018, la instalación de paneles solares en casas particulares comenzó a transformarse en una posibilidad para muchas familias de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires.

Hacia 2019 se conocieron los primeros usuarios “prosumidores” o generadores de la Capital; es decir que además de neutralizar el consumo de energía de su casa, inyectan el excedente a la red nacional. De acuerdo con los especialistas, la tendencia creció de forma significativa en los últimos años y particularmente desde el inicio de la pandemia: cómo funcionan los paneles solares, qué se necesita para instalarlos y de qué costos hay que hablar.

“Conocía la ley, que permite ser tomador y vendedor de energía”
Nicolás Gadano vive junto a su familia en la zona límite entre Palermo y Villa Crespo, en la Ciudad de Buenos Aires, y desde mediados de año su casa se alimenta de energía eléctrica gracias a ocho paneles fotovoltaicos o solares que están instalados en el techo. “Tenemos el medidor bidireccional, después de hacer el trámite en la distribuidora (en su caso, Edenor) y ya estamos inyectando energía a la red”, cuenta a TN. “De noche consumimos de la red, pero los días soleados habitualmente inyectamos”, explica.

Según relata, en el hogar actualmente son tres y viven en un edificio chico. “Estamos en el último piso, entonces tuvimos la posibilidad de instalarlos en la terraza. De por sí desde la construcción se hizo una terraza verde, con plantas. Nos dimensionaron los equipos en base a un nivel similar a nuestro consumo promedio”, detalla.

En su caso, tras conocer las beneficios de la energía renovable, decidió avanzar sin dudar. “Yo sabía del sistema, porque trabajo en temas de energía desde hace mucho. Conocía la ley, que permite ser tomador y vendedor de energía y siempre me interesó el tema”, dice Gadano, que es economista.

Los paneles tienen una vida útil de entre 20 y 25 años.

De acuerdo con la normativa, se establece un marco regulatorio para que los usuarios, sean hogares, PyMEs, industrias o establecimientos de producción agrícola, generen energía para su autoconsumo a partir de fuentes renovables y puedan inyectar el excedente a la red, recibiendo una compensación por ello. El primer usuario generador en la Argentina se incorporó a la red en junio de 2019.

“Contribuyo a generar mi propia electricidad”

“Mucha gente me suele preguntar, más que nada conociendo mi profesión, si hice los números para recuperar la inversión por la reducción de la tarifa y lo que pagan por la energía vendida, pero la verdad que yo no lo hice pensando en eso, sino en que si podía, invertía en eso y contribuyo a generar mi propia electricidad”, considera. “Es renovable, que no contamina, y además se consume menos de la red, al igual que otras cosas que hacemos para tratar de cuidar el medio ambiente: usar menos plásticos, menos bolsas”, detalla.

La ley establece que las empresas distribuidoras deben pagar a los usuarios que distribuyan el excedente de su energía, pero se trata de un valor a modo incentivo o estímulo para fomentar la práctica.

La cantidad de paneles dependerá de varios factores, como el nivel de consumo. (Foto: gentileza Andrés Badino, de Utorak- Instagram: @utorak.er).

De acuerdo con los expertos consultados por este medio, no existen demasiados requisitos para la instalación de los artefactos. “Se pueden instalar en cualquier casa, siempre y cuando haya una terraza disponible con suficiente superficie”, explica Ariel Mesch, ingeniero industrial que se dedica a la instalación de sistemas fotovoltaicos, eólicos y asesorías al respecto.

“Las variables para definir tamaño del sistema son principalmente el nivel de consumo, la superficie disponible en el techo y el nivel de inversión que tengas ganas de hacer”, puntualiza. “Se pueden instalar en cualquier casa, pero para que no se vean las cañerías, por ejemplo, tenés que construirla así, preparada, que vincule el techo con el tablero eléctrico”, agrega.

Por ese motivo, muchas desarrolladoras inmobiliarias deciden iniciar los proyectos con la incorporación de paneles o bien dejando el espacio preparado para la incorporación más adelante.

En cuanto a los impedimentos, de las pocas condiciones es que no se instalan en balcones, de manera independiente. “Si se vive en un último piso y con terraza propia, no hay inconvenientes”, aclara, como sucedió en el caso de Gadano.

Qué es y cómo funciona un panel solar

Un panel solar permite que los fotones, o partículas de luz, golpeen electrones libres de átomos y generen un flujo de electricidad. Los equipos están conformados por una gran cantidad de unidades pequeñas llamadas “células fotovoltaicas” que, unidas, forman un panel. Mediante la generación de un campo eléctrico convierten la luz solar en electricidad.

“La energía solar es renovable e intermitente porque se genera a partir de la presencia del sol, cuando se captan los rayos. Por eso hay que entender el perfil de consumo de la casa o familia con la que vamos a trabajar”, explica Andrés Badino, que se dedica a la instalación de sistemas de energía renovable. “Ahí vamos a entender cuál es el mejor sistema que podemos armar, les explicamos qué volumen queremos generar de energía en promedio y demás”, detalla.

En ese sentido, indica que se contemplan muchas variables a la hora de evaluar una instalación. “Se consideran las condiciones climáticas, que en invierno está presente menos horas el sol y en una posición distinta de la de verano, se calcula la cantidad de paneles en función de la combinación de todas estas variables”, enumera. “Lo próximo es pensar qué tipo de paneles vamos a utilizar y acá ya entran en juego otras condiciones de la casa, donde está ubicada, qué tipo de techo tienen”, resume.

Se requieren un promedio de 8 equipos por vivienda para lograr una cobertura total, pero puede variar en cada caso. “Se puede ampliar, la energía solar es de tecnología escalable”, remarca Badino.

Otro punto que señalan los especialistas es que las consultas y las instalaciones no pararon de aumentar desde que se reglamentó la ley y se intensificaron desde que inició la pandemia. “Yo quintupliqué operaciones. Eso tiene que ver con que la gente estuvo mucho tiempo en la casa, querían invertir en ella. Además muchos no se fueron de vacaciones, no salían a comer afuera, entonces todo contribuyó a buscar invertir en general en el hogar”, indica Mesch.

Qué tipos de sistemas solares se utilizan

Los sistemas que se suelen instalar en los ámbitos urbanos, según apuntaron los especialistas, son dos: el denominado ongrid (conectados a red) y el híbrido (con baterías para acumulación).

En el primer caso, los sistemas de conexión a red permiten autoconsumir parte de la energía que requiere el hogar utilizando los paneles fotovoltaicos. Se consume el resto de la energía de la red eléctrica y se inyectan los excedentes. “De esta forma alivia las redes de transmisión en momento de mayor consumo eléctrico, los días calurosos al mediodía, por ejemplo, y disminuye el consumo de la red”, explica Mesch.

Los paneles solares instalados en la Capital. (Foto: gentileza Nicolás Gadano).

El otro sistema, híbrido, funciona de la misma forma pero con la incorporación de una batería, que da la posibilidad de almacenar energía para eventuales cortes del suministro. “Los que no llevan batería no funcionan en caso de corte de luz”, aclaran. Sin embargo, puede incorporarse también en el futuro en caso de que el usuario lo requiera.

Por otra parte, existen los sistemas “offgrid”, o desconectados de la red, pero que se utilizan en donde no hay red eléctrica disponible, como en determinadas zonas rurales.

Cuánto cuesta un sistema de paneles solares para una casa

Los costos para instalar paneles fotovoltaicos en pesos, de acuerdo con el relevamiento realizado por TN, arrancan de los $200 mil y $250 mil (es decir unos 2500 dólares) hasta los $350 mil aproximadamente, si se habla de unos 8 paneles. Pero variará de acuerdo con la cantidad.

Por otra parte, es clave destacar que la vida útil de los equipos es de entre 20 y 25 años.

Por Giannina Nigro

FUENTE: TN

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

To Top
Shares