alianza por la accion climatica

DANONE, GALICIA, NATURA Y OTRAS EMPRESAS CREAN LA ALIANZA CLIMATICA ARGENTINA:¿CUALES SON SUS OBJETIVOS?

#cambioclimatico #energiasrenovables #descarbonizacion #Argentina

Junto con la Cámara de Energías Renovables conforman el capítulo local de la Alianza Climática. Su estrategia para “descarbonizar la economía”.

Las mayores cien compañías del mundo son responsables del 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), según un informe de CDP (Carbon Disclosure Project), publicado por la agencia Reuters. Ciertamente, las empresas son parte del problema, pero pueden ser parte de la solución a la crisis climática.

Con el objetivo de contribuir al cumplimiento del acuerdo de París, que busca frenar el calentamiento global, empresas de todo el mundo conforman la Alianza por la Acción Climática.

El capítulo argentino, conformado por Danone, Galicia, Natura, CREA y la Cámara de Energías Renovables, presentó en un webinar el 11 de agosto, sus compromisos y aportes para la “descarbonización de la economía”.

“Para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5°C, no alcanza con reducir las emisiones de gases de invernadero, sino que hay que llevarlas a Cero”, afirmó en la apertura del encuentro virtual Gonzalo Muñoz Abogair, Cofundador de Sistema B, en un panel del que también participaron Nicole Becker, de Jóvenes por el Clima, y Cristianne Close, de WWF.

Del compromiso a la acción

Si algo puso de relieve la pandemia por el coronavirus es la estrecha relación entre Ambiente, Salud y Economía. “No hay desarrollo económico posible sin cumplir las metas climáticas y viceversa”, sostuvo Virginia Vilariño, del CEADS (Centro Empresario para el Desarrollo Sostenible).

Iniciativas como los SBT (Science Based Targets) están siendo aplicadas por las empresas en Argentina para realizar contribuciones concretas y medibles a la mitigación del cambio climático.

A su turno, Ana Guerello, de Danone, destacó que la firma se comprometió a ser carbono neutral para 2050 y alcanzar un uso de 100% de energía renovable en 2030.

“Empezamos en 2008 midiendo y reduciendo nuestra huella de carbono directa, y luego sumamos a la cadena de valor. Las reducciones se lograron con eficiencia energética y rediseñando los productos y la logística”, comentó.

“Vamos a fomentar prácticas de agricultura regenerativa, y compensaremos las emisiones que no se puedan evitar mediante la restauración de ecosistemas”.

María Alejandra González, responsable de Estrategia Ambiental del Banco Galicia, comentó que la entidad establece metas anuales de reducción de uso de papel y energía, e incorporó criterios de análisis de riesgo ambiental a la hora de otorgar créditos y generar inversiones, así como el lanzamiento de “bonos verdes” y una línea de crédito sustentable en alianza con Sistema B.

´Foto del 2019.

Paola Nimo, gerenta de Sustentabilidad de Natura, destacó el programa de “carbono neutral” de la compañía, que busca “medir, reducir y compensar” todas sus emisiones. Como ejemplo de compensación citó la restauración de selva nativa y la puesta en marcha de un parque eólico en Rawson, Chubut.

En tanto, Martín Dapelo, de la Cámara de Energías Renovables (CADER), destacó el rol que tiene este sector en la reducción de emisiones de gases GEI, ya que “desplazan a las energías fósiles, responsables del 60% de las emisiones globales.

“Las renovables permiten la independencia energética y ya son más costo efectivas que las de origen fósil”, sostuvo Dapelo, subrayando el avance de los últimos años en el país a partir de las leyes de Energías Renovables y de Energía Distribuida.

“Argentina tiene el compromiso de llegar a un 20% de su matriz energética basada en renovables para 2025, y hoy estamos en un 8%”, remarcó.

Desde el sector de agroalimentos, Cristian Feldkamp, del grupo CREA, buscan extender las prácticas agropecuarias eficientes para evitar la erosión de los suelos.

“Nuestro rubro ha sido históricamente uno de los más afectados por el cambio climático”, destacó el representante de la entidad que agrupa a más de 2000 productores.

“Hoy existen tecnologías y prácticas que permiten reducir el impacto y adaptarnos al cambio climático, haciendo un buen uso del suelo y rotación de las cosechas”, ejemplificó.

“Desarrollamos un tablero de control para medir el impacto ambiental y esperamos que para 2025 todas las empresas lo usen”, sostuvo.

Finalizando, Pedro Friedrich, de Sistema B, recordó que el año pasado, 500 empresas del mundo se comprometieron a ser carbono neutrales para 2030.

“La vieja economía de la era industrial, nos trajo hasta aquí. Hay una nueva economía llamada a solucionar los problemas que creó la anterior, y la transición ya se puso en marcha”, concluyó.

por Gabriela Ensinck

FUENTE: ECONOMIA SUSTENTABLE

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

To Top
Shares