everest biogas project proyecto premiado por la uiaa

EL EVEREST CONTARA CON UNA PLANTA PARA RECICLAR EXCREMENTOS Y PRODUCIR BIOGAS

#Everest #Nepal #UIAA #Biogas #Biomass #Mebp #Mountain #sherpa #Himalaya #Medioambiente

El proyecto estadounidense ha sido premiado por la UIAA y está previsto que sea instalado durante 2018 y sea una realidad de cara al invierno de 2019.

 


La Asamblea General de la UIAA, celebrada en Irán unos días atrás sirvió para anunciar el proyecto ganador del premio Mountain Protection Award 2017. El galardón ha correspondido al proyecto Mount Everest Biogas (MEBP), una iniciativa de voluntariado a través de una ONG que ha diseñado una solución sostenible para el problema del impacto de los excrementos humanos en el Everest y otras localizaciones de alta montaña.

Zona donde se construirá la planta de biogás del Everest

12.000 kg de excrementos

La enorme industria de las expediciones comerciales al Everest lleva años degradando el entorno del valle del Khumbu con basura y excrementos humanos de alpinistas, sherpas y equipos de apoyo. El MEBP propone usar un digeridor anaeróbico de biogás para tratar esos excrementos. El sistema eliminará el vertido de las defecaciones sólidas en Gorak Shep y destruirá las patógenas bacterias coliformes fecales que amenazan la salud de las comunidades locales.

Trabajadores locales en la zona donde se construirá la planta de biogás del Everest

Cada año, las miles de personas que habitan durante dos meses el campo base de la cara sur del Everest producen aproximadamente 12.000 kg de excrementos humanos sólidos. A pesar de que Nepal ha establecido un sistema para retirar de la montaña la basura generada, no ha encontrado la forma de hacer lo mismo con las defecaciones. Actualmente, el contenido de las letrinas del campo base se carga en bidones que se transportan hasta la aldea de Gorak Shep, donde se vacían en grandes hoyos. Esos agujeros se encuentran justo por encima del glaciar del Khumbu, que alimenta de agua las poblaciones situadas más abajo en el valle. Esos desechos no tratados son un peligro tanto para el medio ambiente como para la salud pública de las comunidades locales.

Lista en 2019

El MEBP se inició en 2010, como una iniciativa conjunta de Ingenieros Sin Fronteras y Arquitectos Sin Fronteras. La tecnología que lo hará posible se ha ido evolucionando y probando a lo largo de los años hasta llegar al punto de estar lista para ser desarrollada. El plan pasa por empezar su construcción durante la primavera de 2018 y que la planta esté operativa en invierno de 2019. Según los impulsores de la idea, esta cuenta con un fuerte apoyo de organizaciones nepalís y de los propietarios de la casa de té de Gorak Shep.

Entre los beneficios del proyecto una vez implantado también se cuenta el hecho de que las comunidades locales podrán usar el biogás generado para alimentar la calefacción, con lo que se reducirán las afectaciones respiratorias y oculares provocadas por la quema de madera o excrementos de yak. El sistema podrá ser libremente replicado en otras zonas de montaña.

FUENTE: REVISTA DESNIVEL

Comentar esta noticia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS MÁS LEÍDAS

To Top
Shares